Aferrarse al impulso

Aferrarse al impulso

Fradi

Primera edición
Diciembre 2014
32 páginas

Los poemas no necesitan de muchas personas para escribirse sino de las necesarias, dice Fradi, con la voz de quien observa larga y minuciosamente su entorno, como quien contempla el camino avanzar a través de la ventanilla del colectivo. A la vez que la imagen se define sobre lo percibido, se difumina el contorno de la realidad, se agudizan las sensaciones que ésta nos provoca, y la atención pasa al cuerpo, llama a la acción, al movimiento. Hay algo vital en este impulso de Fradi: la necesidad encarnada de desmenuzar la realidad y estudiarla, para así desarreglarla y bajo su propia mirada poética reconstruirla.

El afecto de la contradicción

El afecto de la contradicción

Fradi

Primera edición
Junio 2015
40 páginas

Con el mismo impulso que lo trae desde su anterior libro, Fradi plantea la misma serie de cuestiones o contradicciones que lo hacen descender a las profundidades del acto de escribir. Él hace, escribe sobre la hoja blanca, con la sospecha pegada de que nada de eso pasa, y las cosas se le dan vuelta. Sabe que ese hilito frágil que sostiene, une a sus palabras, puede derrumbarse, puede irse a la mierda, corriéndose de esa franja ideal que planea; pero los poemas, sus palabras hiladas, piensan por sí mismos, fabrican sus propias circunstancias afectivas y se nos escapan, se nos agotan.